¿Qué clase de mundo queremos construir?

Si pretendemos que nuestro sistema sustituya al actual no podemos incluir en él los elementos que despreciamos.

Respecto a la violencia y puesto que nuestro objetivo es un mundo sin ella, nuestros enfrentamientos con el sistema vigente deben servir como demostración práctica de que existen formas alternativas a la violencia para resolver los conflictos. Cada muestra de ello horada un poco más el argumentario que justifica la necesidad del poder de monopolizar el uso de la fuerza.

Cuando alcancemos el punto de masa crítica en el cual nuestro sistema tienda a prevalecer se nos darán múltiples ocasiones para aplicar sistemáticamente todo lo que ahora estamos sólo experimentando. Necesitamos organizar nuestra experiencia de estos días para que ésta sea fácilmente consultable y sirva de inspiración para las siguientes generaciones.

Ellas vivirán en libertad, pero la amenaza de retroceso a un estado anterior debe ser combatida con la sabiduría que estamos desarrollando hoy.

Anuncios

Acerca de @transonlohk

Alegría para luchar, ¡organización para vencer!
Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s