Ondanada de palizas psíquicas

Harto de vivir rodeado de personas que se creen que las diferencias culturales tienen una base genética y que te sonríen cuando comentan peculiaridades pintorescas que imaginan divertidas cuando no provocan más que tristeza y asco.

Harto de que incluso las personas que se consideran fuera de la superstición y el borreguismo hagan chistes sobre extranjeros ladrones o prostitutas.

Harto de que estén ultimando la transformación de los servicios públicos en beneficencia.

Cada día me cuesta más coger el metro e ir a trabajar en esto. No dejo de pensar en la posibilidad de huir de esto y simplemente deambular como espíritu, conectándome sólo de vez en cuando para realizar alguna acción.

Aún hay determinadas cosas que debo hacer antes de poder dar ese paso.

Debo tener paciencia y continuar organizándome sin que el estrés me derrumbe. Me urge tomar distancia y perspectiva para poder priorizar y situarme definitivamente detrás, y no delante, de la avalancha de proyectos – para poder dirigirla hacia los hijos de la grandísima mierda a los cuales me refería al inicio de este post (que son sólo un puñado de todos los que se merecen dicha ondanada de palizas psíquicas).

Anuncios

Acerca de @transonlohk

Alegría para luchar, ¡organización para vencer!
Esta entrada fue publicada en Diario y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s