La asamblesclerosis y cómo evitarla (apuntes)

(Apuntes para formar una opinión…)
Sucede que a veces nos encontramos con asambleas de barrios, comisiones, grupos de trabajo, etc. que tienen que esperar a su reunión semanal incluso para saber si pueden ir al baño XD Bueno, no tan exagerado pero casi: se dan casos de grupos que no saben si pueden difundir un texto consensuado por la asamblea de dos calles más arriba, o ir a hablar con un periodista para hablar acerca de hechos objetivos.
A este comportamiento lo llamo “asamblesclerosis”. Surge de la falta de confianza, de iniciativa propia, de conocimiento de las demás personas y de lo que piensa una misma. Los grupos que no logran tomar decisiones con agilidad pueden llegar a perder participantes hasta disolverse o decidir otorgar toda la confianza en una sola persona, quedando expuestas a su arbitrio.
Imagen vista en: http://fugadetinta.cl

Esto es algo evitable y que debe preocuparnos si vemos que pasan los meses y no hay voluntad de resolverlo, si continuamente nos encontramos sistemáticamente con la frase “sí, a mí me parece bien, pero tendrá que esperar a que lo decidamos en asamblea” para tomar de nuevo decisiones que ya se han llevado a cabo una y otra vez, en las mismas circunstancias. Porque la solución es, en muchos casos sencilla – aunque requiere trabajo coordinado para salir adelante.

El objetivo es evitar caer en esa doctrina según la cual la asamblea es una entidad superior en soberanía a las personas que la componen pero inferior en capacidad de elaborar un comportamiento planificado. Asambleas de este tipo son aquellas que se comportan como si no tuviesen memoria, debiendo pasar de nuevo por los mismos procesos decisorios para obtener los mismos resultados, provocando tedio entre sus participantes y volviéndose vulnerables a la saturación informativa al no poder desarrollar órganos de percepción y anticipación de su entorno.

La asamblea es una herramienta, pero como tal hay que cuidarla y no permitirse caer en el fetichismo, en que ésta nos domine simbólicamente y nos impida realizar aquello para lo cual lo inventamos y la seguimos desarrollando: decidir colectivamente.

Imagen vista en:
http://compumundohipermegared20.blogspot.com.es/

Mi propuesta de resolución se basa en aprovechar las reuniones periódicas para poner en común todas esas cosas que vamos hablando en las “intercañas”, pero por escrito y de manera sistemática, aprovechando que existen los pads para redactar colectivamente ideas y formar comunicados, protocolos, recopilaciones… todo aquello que sirva para saber cuál es la “inteligencia colectiva” del grupo, para explorar sus recovecos. Los textos de este tipo comienzan a escribirse en un pad que se envía por la lista de correo a todas las participantes, que vuelcan en él sus aportaciones y sobre cuyo contenido debaten en el chat, llevándose a la asamblea semanal su estado actual en busca de consenso. Si una versión obtiene el consenso unánime se publica como protocolo; si alguien detecta un protocolo ineficaz o mejorable, se abre un nuevo pad para debatir sobre ello y se sigue el mismo ciclo hasta incluir su aportación en el texto general.

De esa manera, si se pone interés en ello, a la hora de tener que evaluar si se difunde a una asamblea, o de qué manera tratar con la prensa, cualquier participante de la asamblea podrá consultar esa “inteligencia colectiva”, hacerla suya en detalle, y así sentirse preparada para la tarea en cuestión.
La era digital nos permite sortear el principal problema de funcionar mediante textos, consistente en caer en “conductas predeterminadas” o “automatismos desconectados de la realidad”. Quien se haya enfrentado a las partes más robóticas del sistema legislativo de un Estado sabe bien de qué hablo: en ausencia de respaldo humano real, los textos cobran vida propia y funcionan como si fuesen los dictados de un simulacro de autoridad, oprimiendo con su falta de actualidad a quienes sí poseen libre albedrío y racionalidad.
Imagen vista en: http://15moviedo.org

Pero hoy tenemos herramientas para evitar que eso suceda, para mantenernos en contacto y revisar en tiempo real nuestros propios códigos, para que no padecer el los subproductos dogmático de sistemas democráticos imperfectos. Cada participante de una asamblea es juez y parte, por eso debe tomar sus decisiones teniendo en cuenta que no está sola y tratando de incluir todos los puntos de vista; la asamblea es aquel lugar donde de manera ritual se invita a que suceda ese milagro consistente en que por un rato todas tengamos la misma información y opinión acerca de un tema, constituyendo de facto una misma entidad dispuesta para la acción.

Que esto pueda suceder sin mediar una jerarquía es lo más bello del mundo, y favorecer que pueda seguir sucediendo sistemáticamente, aplicando toda nuestra energía y conocimiento, es nuestro deber como sujetos de la Historia.

P.D.: Si no sabes lo que son los pads, aquí tienes algunas webs que los ofrecen. A poco que juegues con ellos en seguida descubrirás sus maravillosas funciones y aplicaciones ;)
http://notes.occupy.netHay muchas más herramientas útiles para que la asamblea aprenda a interactuar con su entorno y desarrolle órganos pereptivos mediante la escritura de memorias y su aplicación (y revisión) continua. Algunas de ellas están siendo ya recopiladas aquí: http://bit.ly/formacionsol (en “aplicaciones útiles”)

Anuncios

Acerca de @transonlohk

Alegría para luchar, ¡organización para vencer!
Esta entrada fue publicada en Ensayos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s