Y los días pasan

Y los humanos siguen construyendo sus edificios donde poder dormir y Claire Voyant canta como un parpadeo entre lágrimas y tal vez encontremos una forma de aplicar alguna clase de terapia a la gente que nos está hundiendo en la miseria porque la muerte que nos aplican no se la deseamos ni siquiera a ellas, pero el perro sigue jugando en amarillo por no descorrer la cortina y los poderes se vuelven incontables en número aun utilizando propiedades semánticas para automatizar el paso siempre igual aunque cambies algunas calles de esa breve región de mal llamada libertad entre horas por un barrio que no se conoce más por cuanto más lo recorras y el silencio que te engulle cuando no sabes qué más decir después de una manifestación de las que te hacen sentir que no es posible cambiar nada excepto el número de achaques y canas en el pelo de toda la gente a la que echas de menos cada vez que piensas en cómo nos están jodiendo desde esos despachos y lounges de pésimo diseño y donde reina el aburrimiento sin intención de abdicar.

Sigo anhelando ese día en el que despertaré y me daré cuenta de que lo hemos logrado al fin, pero de momento parezco atrapado en un gelatinoso programa diseñado para destrozar mentes de tres a ciento ocho años.

Sólo me consuela la persistencia

Anuncios

Acerca de @transonlohk

Alegría para luchar, ¡organización para vencer!
Esta entrada fue publicada en Diario. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s