El Tao de la Programación

El programador del Príncipe Wang estaba codificando software. Sus dedos bailaban sobre el teclado. El programa compiló sin errores y se ejecutó cual ligera brisa.

“¡Excelente!”, exclamó el Príncipe, “¡Tu técnica es infalible!”.

“¿Técnica?”, dijo el programador girándose desde su terminal, “¡Lo que yo sigo es el Tao más allá de toda técnica! Cuando empecé a programar, veía ante mí el problema completo como un todo.

Después de tres años ya no veía ese bloque: empecé a usar subrutinas. Pero ahora no veo nada. Mi ser existe en un vacío sin forma. Mis sentidos están ociosos. Mi espíritu, libre para trabajar sin un plan, sigue su propio instinto. En resumen, mi programa se escribe a sí mismo. Es cierto que a veces hay problemas complejos. Los veo acercarse, me detengo, observo en silencio. Entonces cambio una única línea de código y las dificultades se desvanecen como una voluta de humo. Compilo mi programa. Me quedo quieto y dejo que el gozo del trabajo llene mi ser. Cierro los ojos un momento, y entonces cierro mi sesión”.

El Príncipe Wang dijo “Ojalá todos mis programadores fueran tan sabios”.

Fuentehttp://www.variablenotfound.com/2011/10/el-tao-de-la-programacion.html

Anuncios

Acerca de @transonlohk

Alegría para luchar, ¡organización para vencer!
Esta entrada fue publicada en Citas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s